Origenes del café

Contenidos

El café, esa bebida energizante que damos por sentada cada mañana mientras nos preparamos para ir a trabajar. O cada tarde en la que compartimos un momento con amigos en la cafetería, intercambiando impresiones sobre el último libro que hemos leído.

Como muchísimas otras cosas en esta economía globalizada, es difícil cuestionar el origen de los productos que consumimos, su historia y cómo llegaron a convertirse en productos de uso diario para una gran parte de la población.

La historia del café es una mezcla de mitología, economía y cultura que, en cierto modo, dice algo sobre nuestra naturaleza humana.

En este artículo exploramos tanto los hechos como las historias que rodean los orígenes de esta baya originaria de Etiopía, que se ha hecho paso a prácticamente las estanterías de todos los supermercados del mundo.

Diferentes versiones del origen del cafe

Como con muchas sustancias, objetos y herramientas de la antigüedad, nuestros antepasados ofrecen diferentes historias sobre como el ser humano desarrollo los procesos de tostado e infusión básicos que llevaron al consumo de café, tal y como lo conocemos hoy en día.

Recomendamos al lector que lea esta parte con cierta reticencia, y que se informe un poco más si es un tema de su interés, ya que es imposible resumir y encajar todo en este artículo, al menos con la precisión y detalle que merece.

A continuación, exploramos las diferentes versiones sobre el origen del café como bebida.

Versión Abu al-Hasal al-Shadili

La leyenda cuenta que, en uno de sus viajes a Etiopía, el místico marroquí Abu al-Hasal  al-Shadili se topo con una bandada de pájaros especialmente energizados comiendo de unas bayas. 

Como buen observador y persona curiosa, al-Shadili cogio unas bayas y las probó, experimentando esa misma sensación de vitalidad energizante.

Versión del discípulo de Abu al-Hasal al-Shadili

Otra versión bastante parecida es la que cuenta que no fue el religioso personalmente quien hizo el increíble descubrimiento, y que fue Omar, discípulo de al-Shadhili el que, tras un exilio de la Mecca, hambriento y sin fuerzas, se topo con las bayas de cafe, las cuales le parecieron excesivamente amargas.

Omar no se dió por vencido, y trató de cocinar las bayas tostándolas, lo cual no fue demasiado efectivo a la hora de comerlas pero que desprende un increíble aroma cafetero que enamoró al erudito marroquí. Posteriormente y ya como último recurso, Omar coció las bayas que había tostado, resultando estas en un líquido marroón similar a nuestro café actual.

Con energías renovadas, Omar volvió a la Meca, donde contó a sus congéneres las maravillas de esta baya milagrosa que había encontrado en el desierto. Tan impresionados los tuvo que dejar que lo readmitieron inmediatamente, poniendo fin a su exilio.

Versión granjero etíope

La última historieta (y probablemente la más extendida) es la historia del granjero etíope llamado Kaldi que, en allá por el siglo 9 vio a sus cabras volverse locas de la emoción después de comerse unas bayas y decidió probarlas él mismo, entrando en un estado de euforia y vigor que le llevó a compartir su nuevo hallazgo con los lideres espirituales de su tribu.

Los monjes, como buenos religiosos, desaprobaron a Kaldi y echaron sus bayas al fuego, liberando sus aromas y atrayendo a mas monjes que encantados con el aroma decidieron machacar las bayas tostadas y hacer una infusión, dando lugar a la primera taza de café de la historia.

Los hechos

Todas las historias narradas anteriormente carecen de una base creible en la que apoyarse. Por eso son solo eso, historias curiosas que hablan del impacto cultural que ha supuesto a lo largo de la historia el café.

La tecnología moderna y los avances en la rama de la genealogía trazan los orígenes del café en la zona del cuerno de África, Etiopía para ser más exactos.

No hay una versión convincente de cómo el ser humano empezó a tostar y hacer infusiones de café y por eso solo nos quedan estas historias, interesantes pero imprecisas de como nuestra especie empezó a consumir café.

En cualquier caso, la bebida del café se extendió rápidamente por la península arábica y el mundo musulman a lo largo del siglo XIV, y de ahí se extendió a lo que por esa época era el Imperio Árabe (Oriente medio, Persia y la actual Turquía).

Los árabes monopolizaron la producción y distribución del cafe mediante técnicas  que incluían tostar el cafe o incluso distribuirlo como infusión ya hecha, para evitar que se plantara en otros lugares.

Este monopolio llegó a su fin, cuando Sufi Baba Budan, un indio ambicioso y adorado tanto en la cultura árab como en la hindu por su altruista (y también un poco capitalista) gesto de extender la planta de café a su India natal.

Budan es comunmente representado con 7 bayas verdes en su pecho, aunque también hay historias que afirman que las escondió en su barba.

El gesto de Budan representa la extensión del cultivo de café que se aceleró a través del colonialismo Europeo del siglo XVII.

Usos originales del café

Los árabes empezaron a consumir café principalmente mediante una práctica Suficonocida como misticismo islámico. En esa época todo tenía connotaciones religiosas y, en vez de usarlo para darlo todo en el trabajo, o aguantar despierto para entregar el trabajo al dia siguiente, su uso era común para aguantar los exigentes misas nocturnas islámicas.

La práctica y el consumo de café se extendió rápidamente, creandose espacios en donde intelectuales se reunían para intercambiar ideas fumando hookah y tomando café.

Etimología

El nombre café proviene del turco otomano kahve un término prestado del árabe qahwah.

Una de las corrientes afirma que qahwah se refiere a un tipo de vino, y que deriva del verbo qahā (falta de hambre), dada la reputación del café para inhibir cansancio y hambre.

Otros afirman que proviene de Kaffa, un reino medieval en Etiopia desde donde se podría haber empezado a exportar la baya del café.

En definitiva, hay un sinfín de historias y datos curiosos en la rica cultura del café, este es nuestro primer artículo y esperamos que lo hayas disfrutado. Si quieres seguir explorando la cultura cafetera con nosotros, te invitamos a visitar nuestra revista.

Referencias

https://zenodo.org/record/968488#.X4nKGUIzZTY

El mundo de la cafeina: La ciencia y cultura de la droga mas popular del mundo

Cómo bebían café los turcos y los persas: un documento poco conocido de historia social por el padre J. T. Krusiński

Relacionados

Ir arriba